El Barranco del Infierno

De 2007_11_25 Barranc del Infern
     La verdad es que nunca pensé que llegaría a estar delante del ordenador para escribir esta crónica. Desde hace unos años en que ví unas impresionantes fotos me sentí fascinado por un rincón tan especial de nuestra geografía. Cuando al indagar un poco más me enteré de que aquello solo se podía conocer con técnicas de barranquismo, el mundo se me vino abajo. Tengo un miedo pavoroso a las alturas así que si no hacía un pacto con Belcebú mucho me temía que me iba a quedar sin conocer aquello. Todo el mundo en el grupo me contaba maravillas, asi que un día que juro que no llevaba un par de copas de más (para mi que la gente del grupo me echó algo en el café, si no, no me lo explico) en un enloquecido arrebato le pregunté a Tomás si sería capaz de llevarme allí dentro. La verdad es que pensaba que iba a soltar una carcajada y amablemente se iba a disculpar. Cuando asintió con la cabeza el que se fue de cabeza al water cuando recuperé la consciencia fuí yo.
De 2007_11_25 Barranc del Infern
     A ver si os lo explico: creo que hasta lo siete años no fui capaz de subirme ¡a un tiovivo!. (Cuando me convencieron mis tíos, que no tenían hijos, creo que me aproveché y no me bajé en toda la tarde). Cuando me decidí a subir a la noria estuve dos meses sin poder dormir por las pesadillas. Lo del tren de la bruja ya lo dejé como un mito y ahora espero animarme un día con mi hija.
    Y así ha sido mi vida, la de un espectador de los atrevimientos de los demás. Ahora en un arrebato me disponía a lanzarme al vacío en medio de la ilusión colectiva que había generado en el resto del grupo. Con mi obsesión por documentarme de lo sitios que vamos a recorrer me puse a buscar planos del barranco, fotos y videos y a medida que pasaban los días un nudo se me hizo en la garganta. Como en los dibujos animados un angelito me decía en la oreja “llama a Tomás y dile que abandonas”; en la otra oreja un demoniete “vente al Infierno, te lo pasarás de muerte“. Y como siempre en estas batallas acabó venciendo el diablo. La noche del sábado me sentía como en el corredor de la muerte dispuesto a pasar mi última noche. Me cociné mi cena favorita y le pedí a mi mujer mi último deseo. Subí al barranco del Cielo antes de bajar al del Infierno. Aquella noche dormí poco.
De 2007_11_25 Barranc del Infern
     Por la mañana me acordé de mi madre y me puse calzoncillos nuevos (mi madre cuando tenía que ir yo al médico tenía esa obsesión y esta vez es posible que acudieran hasta en helicóptero ademas de los medios de comunicación). Acudí a la cita desconcertado. Yo horrorizado y allí todos hablando con una normalidad como el que se va dar un paseo con la novia. Bajé las escaleras de les Jovades como el que va al patíbulo. Cuando Tomás se me acercó con la cuerda pensé “ahora es cuando me ahorcan”. Me asomé al primer rappel y aquello parecía el Empire State Building. Me hubiera gustado ser creyente para santiguarme pero al final me encomendé a Santo Tomás y a San Damián, a San José, a San Manuel y a Santa Ana. San Francisco no había acudido a la cita. Salté al vacío con los ojos cerrados. Esperaba el golpe final y aquello no llegaba. Cuando abrí los ojos estaba en el mismo sitio levitando. Me dió un ataque de risa y bajé “volando”. Dos minutos antes hubiera salido corriendo al coche. Ahora estaba dispuesto más que nunca para comer del “fruto prohibido”. En el siguiente rappel ya empujaba a los demás: “yo primero”.
De 2007_11_25 Barranc del Infern
     Desde el primer momento pudimos ver el resultado de la grandiosa tromba de agua del mes pasado que aparte de anegar algunos pueblos de la Marina ha dejado el barranco casi irreconocible. Toneladas de grava han colmatado algunas marmitas o han reducido la capacidad de las más grandes. Como no lo conocía en este tramo no pude darme cuenta de la importancia hasta que llegamos a los aledaños de la Cueva Santa y el cauce hasta el barranc del Salt. Aquello está irreconocible. Poco queda de la inmensa belleza que conocía. Un lugar al que llegabas en un largo camino saltando enormes piedras y donde ahora casi se puede jugar al fútbol. ¡Pavoroso!  Hará falta muchos años para que todo vuelva a su lugar, si realmente sucede. Pero volvamos adonde nos habíamos quedado…
De 2007_11_25 Barranc del Infern
     Superado el primer rappel, donde perdimos tanto tiempo, hubo ya que acelerar el paso. El impresionante barranco se abría con sus inmensas rocas blancas. Tomás, con su nervio, y Damián en contrapunto con toda su serenidad, hicieron un magnífico trabajo, con un increible sentido del sacrificio por que todos tuvieramos un gran día. ¡Madre mía! ¡si solo faltó que nos subieran en brazos a la vuelta por los interminables escalones de les Jovades!¡os estaremos siempre profundamente agradecidos!
De 2007_11_25 Barranc del Infern
     El recorrido, de una belleza arrebatadora, te guardaba mil rincones de divertimento: ahora un saltito, ahora hay que superar esa poza, otro rappel, algunos de una buena altura, que si ahora la “gran marmita trampa” (antes de ir me la imaginaba como las grandes marmitas donde nos cocerían los demonios), que si el “pas del Camell”. Una gozada. Aquello cada vez se estrechaba más hasta convertirse en una alucinante garganta donde casi no entraba el sol (que complicado era fotografíar aquello y cuantas posibles buenas fotos se ha perdido con ello).
De 2007_11_25 Barranc del Infern

De repente, una poza insalvable parecía cerrarnos el paso. Joder, hacia atrás con los rappels es imposible volver…con el frío que hace y habrá que mojarse… Miré a Tomás y me contestó con una irónica sonrisa. De la mochila saco un pequeño kit de brico-barranquismo y había que verlo trabajando suspendido yo no se como sobre la poza y con un admirable esfuerzo y prodigio de técnica nos fabricó un auténtico pasamanos para superarlo. Lastima que en su unico error aquello le costara un buen remojón. ¡Me quedé sin palabras! Y todo para que nosotros no acabaramos en el agua. ¡Mil gracias más Tomás!.

De 2007_11_25 Barranc del Infern
     Oscurecía y casi no llegaba la luz al pasadizo. Ya estabamos próximos a la Cueva Santa. Miré a la inmensa pared de enfrente e intuí algo que colgaba de las paredes. Pensé “¡que gran organización la de Tomás, no le ha faltado ni un detalle!¡Pues no ha colgado ahora una traca final en las paredes para celebrar que he conseguido atravesar el Barranco del Infierno!. Volvio a sonreirme y me dijo: ¡no es una traca, es un pasamanos! Traté de enfocar los ojos y no pude evitar bajar la vista al precipicio que se abría a nuestros pies ¡aquello debía acabar en el arverno!
De 2007_11_25 Barranc del Infern

Tragué saliva y encendí la mecha. Fue realmente emocionante explotar en cada clavija de la roca hasta depositarnos en la última estrecha cornisa donde esperaba el último masclet final: ¡La Cueva Santa!. Tantas veces la había observado maravillado desde abajo pensando que nunca podría hacerlo desde arriba y ahora estaba allí. Los diminutos compañeros ya esperaban abajo con gritos de animo. Me agarré a la cuerda como si me fuera la vida en ello y pase uno de los momentos mas satisfactorios de mi vida. Bajaba y no me daba vertigo. ¡Lo había conseguido! Hubo tiempo hasta para los chistes en el descenso y apunto estuve voluntariamente de ponerme boca abajo pero no quise asustar a Tomás y a Damián. Cuando llegué abajo la alegría era tan grande que me abracé a todos y hasta conseguí darle dos besos a Ana (eso me ha costado todo un barranco del Infierno). Estaba tan emocionado que no me salían las palabras. Tomás bajaba en ese momento y retiraba las cuerdas. Me giré y lo único que se me ocurrió decirle es:

                    -¿Da tiempo de hacerlo otra vez?
De 2007_11_25 Barranc del Infern

Tenéis un completo album de fotos pinchando en la foto de abajo:

2007_11_25 Barranc del Infern
Anuncios

12 comentarios en “El Barranco del Infierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s