La sierra Segaria – Benimeli

De Sierra Segaria

     Cuando llegamos todos al punto de reunión la escena era como para cogerse la mochila y volverse a casa: de seis que íbamos  dos venían “chutados” de Couldina y Fluidín y tres se habían “embrutat” con los encantos de la noche.

      Milagrosamente, sólo Ramonet estaba en plenitud de forma (el mundo al revés, ¿quién me lo iba a decir?) aunque había pasado algunas horas nocturnas con su amiga la Calderona.

      Pero como bien se dice en los circulos montañeros “tiran más dos crestas que dos carretas” y tras un buen café ya volábamos en los coches al reino de los Cielos.

     Según el cronista Juan Luis Román del Cerro la palabra Segaria viene de lo que en lengua pre-indoeuropea se llamaba “Seg” que es como se conocía a las zonas que en buena parte del año permanecían inundadas y que era exactamente lo que ocurría aquí en los tiempos del Neolítico; tanto en lo que queda hoy en día de los humedales de la Marjal de Pego como en la otra vertiente de la montaña, en el actual valle de la Rectoría, muy rico en aguas subterráneas pero sobreexplotadas por la agricultura y la construcción.
De Sierra Segaria

     Nos habímos planteado dos objetivos para el día, ya que por su cercanía queríamos por la tarde rematar el sendero PRV 181 (sí, el del Cavall Verd) en el tramo que nos quedaba por el desfiladero de Isbert (extraordinario lugar aunque no será objetivo obviamente de esta crónica).

     Para ello descartamos la subida a Segaria por Benimeli (en cómodas lazadas desde la salida del pueblo un sendero te lleva hasta las antenas) y optamos por subir con los coches por la frondosa parte norte. Después de todo es lo que aconsejaba el amigo Rafael Cebrián en uno de sus libros, aunque a nosotros nos parecía un sacrilegio y juramos todos no decírselo a nadie (con el estado en que nos habíamos presentado todos, no hubo momento para la discusión).

De Sierra Segaria

¡Qué magnífico despertar el de algunos cuando llegamos a la explanada de las antenas!

¡qué maravilla!

¿puede explicarme alguien como esta sierra puede estar tan olvidada por el montañismo valenciano?

¿Es que sólo Rafael Cebrián se ha dignado a recorrerla?

¡No he encontrado en la inmensidad de Internet una sola referencia a su travesía!

¡Gracias una vez más, Rafael, por abrirnos los ojos y habernos dado este día!

¡Una auténtica gozada!

¡Aquello no te cabía en los ojos!

      No aburriré en esta ocasión pasando revista a mis montañas favoritas pero no pude dejar de llevarme con las ensoñaciones que me producían los efectos de la Couldina: cuantas aventuras nos aguardan en la inmensidad de este mar de montañas…

¡no nos las acabaremos nunca!

¡qué felicidad te proporciona esa certeza!

De Sierra Segaria

     No es una montaña fácil la Segaria; es más, no te da tregua en ningún momento y desde el primer instante te exige que estés atento con los cinco sentidos.

     Nada más aparcar los coches te recibe un buen repecho hasta las antenas y el único llano del camino coincide con las terrazas donde estaba situado el antiguo poblado íbero y sobre él posteriormente los restos de un castillo musulmán. Como siempre todo en total abandono y a merced de quien siempre decide tener presupuesto para esto:

¡los furtivos!…

     …algún día vendrán los lamentos de nuestras administraciones, aquellas que nunca ven momento, mientras nos roban nuestro patrimonio delante de las narices.

     Y en un par de centenares de metros encontramos la primera complicación: una enorme cresta en forma de espadón que parecía insuperable. A la que, preocupados, intuímos un posible paso por la izquierda, el amigo Ramonet ya tiraba “pa’rriba”, tan tranquilo como si subiera la escalera de su casa.

De Sierra Segaria

     Se inicia aquí el primer tramo de un sendero que parece construirse con nuestros pasos sobre la parte norte de la cresta y que entre una preciosa vegetación en las umbrías va dejando atrás los restos de algunas posiciones defensivas del castillo. Los agradecibles hitos y la predisposición para algunas trepas sin excesiva complicación ayudan a superar los primeros tramos un tanto aéreos. Una pequeña canal nos permite ascender a las partes altas de la montaña pero nuevamente comprobamos que es inviable el continuar por la cresta sin material de escalada. Con habilidad felina Ramonet rápidamente se encarama a la cresta y decide continuar por ella mientras nosotros volvemos al sendero y conseguimos encontrar la continuidad.

De Sierra Segaria

     Sobrecogía comprobar las habilidades de nuestro enloquecido amigo en un terreno tan peligroso y a tantos cientos de metros del suelo, incluso superando algunos tramos vertiginosos “cabalgando” sobre la piedra. Yo creo que si lo cogemos y lo afeitamos, le cortamos el pelo, le ponemos unas gafitas y le damos un sombrerito a lo Harold Lloyd, tenemos, con poco, lista la segunda parte de…

“La Mosca Humana”.

De Sierra Segaria

     Aquello parecía el circo a la hora del almuerzo: a nuestra derecha, el equilibrista Ramonet; en frente Jose Luis con sus juegos malabares con las naranjas del postre y oficiando de maestro de ceremonias el amigo Tomás subiendo la temperatura de las conversaciones con sus nuevas lecciones de erotismo: al final voy a tener que cambiar lo de “A Cel Obert” por algo más apropiado a las últimas salidas:

“A Llit Obert”.

De Sierra Segaria

     Tras reponer fuerzas y siempre afrontando las crestas por las cornisas de la izquierda afrontamos la parte más dura del recorrido ascendiendo a las partes más altas de la sierra por un interminable mar de rocas y una arriesgada canal que te lleva por la solana hasta el punto geodésico (arriesgada por la altura y algunas piedras sueltas que a mi me causaron un buen susto).

De Sierra Segaria

     Aquí decidimos dividirnos y mientras unos optamos por la vuelta, otros decidieron continuar hasta Verger para poder terminar la integral de la sierra, aunque quizás es la parte menos interesante de la ruta porque la montaña suaviza su relieve y desaparece la vegetación.

De Sierra Segaria

     La vuelta se complicó más de lo imaginado por lo impreciso del camino y tuve que utilizar

“la moderna técnica de Pulgarcito”.

     No, no había ido dejando un rastro de pan y piedras. Se trata de repasar con la cámara digital las fotos realizadas en los momentos más confusos.

     No fue mal y, aunque costó, conseguimos resolver las dificultades de orientación entre tanta roca y vegetación.

De Sierra Segaria
 
     Lo que continuaba sin explicarme es como Rafael Cebrían había referenciado en su libro que costaba una hora y cuarto llegar hasta el punto geodésico desde el inicio.
     Repasando las fotos caí entonces en la cuenta: el amigo Rafael también habría leido en su niñez el cuento de Pulgarcito.
     Pero él fue más listo que todos nosotros:
¡él le robó al ogro las botas de siete leguas!
 
De Sierra Segaria

Podéis ver un precioso album de fotos pinchando en el recuadro de abajo:

Sierra Segaria
Anuncios

11 comentarios en “La sierra Segaria – Benimeli

  1. Estimado Paco: Aunque habito en las áridas planicies de Albacete, también de la mano de Don Rafael Cebrián me atreví un día (1990) a conocer las montañas cuyas rutas tan magistralmente vienen reseñadas en sus libros. Una que tengo pendiente desde hace años-precisamente por haberla seguido en su libro Comarcas Alicantinas; el Tomo IV de Montañas Valencianas-es esta de Segaria. Ahora que me he hecho caravanista y visito los campings y las fabulosas playas de dunas de Oliva, no tengo excusa para no acometer de una vez estas montañeras ascensiones en tan bellos y altivos sistemas. La Segaria ya la intenté el año pasado por estas fechas-cuando estrené la caravana-pero el mal tiempo nos obligó a darnos la vuelta desde el sendero de la umbría de la cresta anterior a la cima. Tu blog, y las magníficas fotos, me han animado a no dejarla pasar. Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s