Beselga – Font de Barraix – Barranco de Linares

De Besega – Bco Linares – Font de Barraix
     El nombre de Beselga siempre ha estado muy presente en mi casa.
     Forma parte del imaginario de mi madre desde que de joven pasara un mítico verano en ese lugar.
     No había reunión familiar sin que en algún momento, y con cualquier excusa, tomara presencia en cualquier animada conversación.
     Recuerdo que de niño mi madre nos llevó a mí y a mi hermana a visitar este encantador rincón. Pasamos un feliz día de campo aunque, cuando intento recordar aquella jornada, solo me vienen a la cabeza los buenos momentos jugando en el, por entonces, ruinoso y peligroso castillo.
     ¡No consigo fijar un instante en la memoria en qué entretuvo el tiempo mi madre durante ese día!
     Conforme ella… bueno… ¡todos!… nos íbamos haciendo mayores, Beselga se fue diluyendo en el olvido hasta solo ser un vaporoso recuerdo.
     Hace unos años, enredando por internet, Beselga surgió entre las mil palabras de un texto. Y como si alguien la hubiera subrayado y recalcado en negrita ese nombre creció hasta ocupar toda la pantalla del ordenador.

 ¡Beselga!

     La curiosidad por volver a los pasos de la añorada infancia hizo mella y no fue dificil entonces encontrar su situación en un mapa. Cual fue mi sorpresa al descubrir su cercanía, a los pies de la Calderona y del majestuoso Garbí:
 ¡no era tonta mi madre!
     Quise sorprenderla y la llevé a Beselga ese mismo fin de semana. Pero fue decepcionante: el tiempo había erosionado su ya delicada memoria y no conseguía entender por qué la había conducido a aquel lugar.
     De repente, como un destello de lucidez, creyó reconocer en unas ruinas en la plaza de la fuente, el rastro de una antigua fonda donde estuvo alojada en…
¡aquel verano de los cincuenta!
     Solo fue eso, un destello, y ya no pudo recordar más. Desgraciadamente, se llevará a la tumba el secreto de lo que sucedió aquel verano de su juventud.

     Y ahora, tras largas semanas de dolorosos días e infernales noches, quise homenajear a mi madre y el otro día me fui a andar a Beselga.

De Besega – Bco Linares – Font de Barraix
     Lo primero que me sorprendió es que la Consellería de Cultura y el Ayuntamiento de Estivella, al que pertenece el caserío de Beselga, había emprendido la loable tarea de rescatar su castillo. Se han fijado algunos lienzos de la muralla y se ha restaurado la torre principal.
¡Cuantas de este tipo de fortalezas se han perdido por no ejecutarse algunas de estas iniciativas!
     Ahora recuerdo algunas temeridades que hice en él de niño, en su estado ruinoso, y celebro que por lo menos se pueda visitar con seguridad.

     Me situé en la plaza, dejé el coche junto a las ruinas de… ¿la fonda? y el impulso montañero me llevó hasta la senda de la Carrasca.

     Siguiendo las pobres marcas de este tramo del gr-10 subí hasta la fuente de Barraix.

     Este tramo de la Calderona no es que se pueda considerar excepcional pero siempre es agradable caminar por sus tierras rojas y dejarse seducir por la mirada para descubrir rápidamente todo el valle del Palancia y al novio de la Calderona: ¡Espadán!

     Ambas sierras caminan abrazadas buscando el mar, y enmedio, como una suegra antigua, el amigo Palancia, que es el encargado de que no se arrechuchen en ningun momento.

De Besega – Bco Linares – Font de Barraix
     Por cierto, decidamente, voy a tener que echar en la mochila un pequeño kit de pintura de emergencia. Se compondrá de un pincel y unos pequeños botes de pinturas rojas, blancas, amarillas y verdes. Me obliga la dejadez de algunos senderos que en su día se crearon con mucha ilusión pero que hoy en día sufren un estado de total abandono. Menos mal que uno ya es perro viejo en estas latitudes y puede presumir de conocer bien la montaña valenciana y poseer un buen sentido de la orientación. No suelo estar muy pendiente de las marcas, pero el otro día me entretuve en hacerlo y encontré muy deficiente la señalización tanto del SLV23 como del GR10. Esto puede plantear problemas de seguimiento a quien no conozca el terreno y, lo más grave, en el cruce de ambos senderos muy cerca de la font de Barraix, la señalización vertical tiene las flechas métalicas intercambiadas en su dirección.
      Al final, aparte del kit de pintura, me obligarán a llevar…
¡algunas herramientas!.
De Besega – Bco Linares – Font de Barraix
     Me senté a almorzar en la Font de Barraix y me sorprendio la enorme procesión de personas que acudían al fresco lugar.   Venían con sus coches de todas partes en busca de sus aguas curativas. Aquello parecía Lourdes y hasta me levanté a observar bien el lugar por si había alguna imagen de la Virgen que mi indiferencia me hubiera hecho ignorar. Es increíble la fe de algunos con las aguas…
jo vinc desde Massamagrell desde fa molts anys totes les semanes“…
jo, jo soc de València“…
     Algunos llenaron más de cuarenta garrafas…¿será cierto lo de la sequía?…¿tanta agua son capaces de beber?… ¿donde meterán tantas garrafas en su casa?… Si yo metiera esa cantidad de agua en casa tendría que pedirle a mi madre que se marchara..

     Emprendí la parte más interesante del corto recorrido: la vuelta por el precioso barranco de Linares.

     El sendero gana en calidad montañera y junto a los restos de una maldita antigua cantera hay que desviarse a la derecha por un muy mal indicado camino pero corregido con un poco de pícara intuición.

De Besega – Bco Linares – Font de Barraix
     Cuando volví a casa, dejé la mochila y aún sin cambiarme de ropa fui a darle un beso a mi madre. Allí, en la cama, permanecía aún enganchada a la línea de la vida. Al besarla, entreabrió los ojos y me preguntó:
     “¿De dónde vienes?”
     “De la montaña“, le contesté.
     “¿Y a dónde has ido esta vez?”
     “A Beselga”
     “¡BESELGA!”, suspiró.
     Su dolido rostro se cubrió de una ligera sonrisa y con ella cerró los ojos.

     ¡Aquel día mi madre durmió tranquila y feliz toda la noche!

.

     A la memoria de mi madre, que el pasado 20 de febrero subió la montaña más alta de su vida.

.

     Tenéis un album de fotos de la ruta pinchando en la foto de abajo:

Besega – Bco Linares – Font de Barraix

Para los curiosos os dejo un enlace a otras crónicas y fotos de nuestras visitas a la Calderona:

https://acelobert2010.wordpress.com/tag/calderona/

Anuncios

11 comentarios en “Beselga – Font de Barraix – Barranco de Linares

  1. De verdad, amigo Paco, que le imprimes diversión y entretenimiento a tus narraciones, nos pones el recuerdo de tiempos pasados con tus padres, y ello te hace profundizar en el comentario, porque dices “algo”, algo, que cala en nuestros sentimientos y nos haces trasladar a momentos entrañables que todos hemos tenido.

    Gracias amigo y que todo te vaya siempre muy bien, es mi deseo.
    3mil.

    • Un abrazo Emili y espero que muy pronto podamos volver a compartir esos grandes momentos que hemos sido capaZ de compartir en la montaña. Nos queda mucho que ver y espero que saber contar. No sabes lo que me satisface no parecer ridículo cuando me desnudo contando nuestras aventuras. Nos vemos antes de lo que imaginas

    • Una vez más muchísimas gracias Jose Tomás. No se, creo que mi madre se merecía algo como esto y lo que más me duele es no habér sido capaz de contarselo en vida. ahora, ya nunca podrá leerlo. ¡Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s