Moraira – El Cap d’Or y la Cova de la Sendra

Cap d Or 172 - 175

El mar…

El mar siempre en la mirada…

… el infinito mar…

Cap d Or 177 - 182

Antonelli…

¡Giovanni Battista Antonelli!…

     Este señor fue un prestigioso ingeniero, algo así como el Santiago Calatrava de la segunda mitad del siglo XVI. Trabajó para la Corte, sobre todo la de Felipe II, y fue el responsable de algunas de las más importantes obras públicas de su época.

     Suyo es el pantano de Tibi (dicen que el más antiguo de Europa), el castillo de Santa Bárbara en Alicante y las murallas de Peñíscola… nuestro fuerte de Bernia… y el proyecto que nunca se ejecutó de otro en Espadán. Y además fue el responsable de la construcción de una línea de torres de vigilancia a lo largo de la costa valenciana y que hoy se han convertido en entrañables para la mirada del viajero. Hablamos entre otras de la Torre de Badum en la Sierra de Irta, de la torre del Gerro a los pies del Montgó y… entre otras… de la que hoy nos ocupa en nuestro objetivo senderista: la Torre Vigía del Cap D’Or.

Cap d Or 200

El mar…

El mar siempre en la mirada…

… el infinito mar…

Cap d Or 191 - 194

     El objetivo de estas torres era la continua vigilancia del horizonte marino para alertar sobre posibles incursiones de piratas berberiscos, algo habitual en la época, y poder evitar los continuos saqueos y razzias en nuestras poblaciones costeras. Su altura sobre el nivel del mar y siempre sobre miradores privilegiados era complementada con un sistema de señales entre los centinelas de todas las torres, siempre construidas a una distancia y una visualidad que permitiera esa comunicación.

     He visitado casi todas ellas y todas están edificadas en lugares de majestuosa mirada. Desconozco el nivel de sensibilidad de aquellos vigilantes permanentes… Quiero pensar que alguno abandonaría por un momento la línea del horizonte marino para trazar con el movimiento de sus ojos una enorme panorámica… y dejarse embriagar por la magnitud y la extremada belleza del extraordinario espectáculo hasta donde la vista alcanzaba.

     Y hoy… he querido ponerme en el lugar de uno de ellos…

     Y hoy… lo que he visto… me ha gustado mucho… y no me ha gustado nada..

     Y ahora luego os cuento por qué…

Cap d Or 210

     Le tenía muchas ganas a este paraje. Hemos hecho grandes rutas en esta comarca de enormes montañas. Me gusta mucho caminar por la Marina y es que una de las constantes cuando ascendemos a cualquiera de sus elevadas cimas es la presencia omnipresente del mar, algo que siempre echo de menos en otras latitudes. Nos desgarra la belleza de las crestas de Bernia, los poderosos acantilados de la Serra Gelada, la fortaleza del Montgó ó la enormidad de Aitana y su Puig Campana… Y siempre, desde la cumbre de cualquiera de ellas, ó de mi querido Peñón de Ifach ó mi sierra de Oltá, siempre se me va la mirada… siempre… siempre se me va la mirada a la poderosa costa entre Denia y Alfaz del Pí… y al mar… al infinito mar.

     Y siempre quisiera contemplarme allá arriba de todas ellas desde lo que siempre he imaginado como un enorme observatorio de todas esas… nuestras montañas: el Cap D’Or de Moraira, justo en el centro de todas ellas. Y esa torre coronándolo, arrancando siempre un instante en tu mirada en la cima de cualquiera de ellas como un monumento para el júbilo… para el espejo de esa gran satisfacción.

     Y ahora, en el punto más alto del Cap D’Or me devolvía el saludo que un día me envié desde Bernia… le guiñé el ojo a mi silueta en la cima de Oltá… casi pude empujarme dando los últimos pasos en lo alto del Peñón de Ifach y cuando pude girarme para ver la cara de satisfacción de mis amigos caminantes… allí estaba Antonelli con la mano a media altura y formando un circulo de aprobación con sus dedos pulgar e índice.

Por supuesto que le devolví el gesto…

Cap d Or 023 - 037

     Una senda que nace en las playas de Moraira como Sendero Local con numeración SL V 51 nos conduce por el mejor camino hasta la cumbre del Cap d’Or. Es apto para cualquier caminante y en poco más de media hora cumple su objetivo. Pero no se acaban aquí todas las opciones del senderista curioso y en el primer collado un desvío a la Cova de la Sendra abre un mundo de posibilidades incluso para el viajero más intrépido.

     Nos recibe primero la poderosa fractura de la Cova de la Sendra, imposible de visitar porque es un yacimiento de nuestros ancestros pero que sobrecoge por su inmensidad ante los fabulosos acantilados. Sorprende la reja, troquelada hasta el último milímetro de la caprichosa roca y que parece imaginada por el mismísimo Antonelli.

     Pero aunque aquí muere la extensión del sendero diseñado no se apaga nuestra curiosidad montañera: bajo la línea del cielo de los enormes cortados se adivinan pequeños rastros de viejas sendas de pescadores.

Cap d Or 118 - 123

     ¡Qué delicia aventurarse por ellos!…

     Y venciendo las alturas adentrarse en los rocosos espolones, en sus improvisados miradores y en sus inquietantes recovecos. Hubiéramos sido capaces de caminar hasta Jávea y de nadar hasta las grutas del cabo de la Nao. Pero algo vino a enturbiar, como un aguafiestas, el placer de la mirada… hasta arrojar al mar nuestras mochilas de grandes emociones:

¡Benitaxell y la horrorosa urbanización que cuelga de sus acantilados!

     ¡Chicos, no entiendo a la gente de mi tierra!… He conocido su paradisiaca playa y la boca de su famosa cueva cuando esto era un oasis en el inmenso precipicio de sus rocas y aquello era de una belleza extrema, la bucólica postal que uno almacena en su cerebro para un retiro en un paraíso de cristalinas aguas turquesas.

     Y ahora, conozco personas que darían la vida por ser propietarios de una de esas vergonzantes residencias pero… que nunca hubieran dado la vida cuando era suyo… de todos… el inolvidable paraje.

¿Cómo hemos podido dilapidar nuestro inmenso patrimonio natural vendiéndoselo a unos pocos?

¿Cómo hemos consentido haberlo convertido en un inmenso museo de los horrores?

Y nos dijeron que seríamos más ricos y nos dieron el perverso argumento de los puestos de trabajo…

¿Pero cómo hemos podido ser tan necios?

Cap d Or 104 - 109

     Y horrorizados y maravillados volvimos sobre nuestros pasos hacia uno de los grandes escenarios de Antonelli. Y nos volvimos a maravillar y horrorizar desde la cumbre del Cap d’Or con esa inconmensurable visión del infinito mar y de las infinitas montañas… con esa inconmensurable visión de las infinitas casas que un día no vio el amigo Antonelli y el infinito número de centinelas testigos de una grandeza que un día… ¡aún fue mayor!

     Afortunadamente, tengo una virtud de las pocas que poseo y es que soy capaz de trascender lo que mis ojos ven a lo que mis ojos quisieran ver… soy propietario de… un photoshop en la mirada… lo llevo de serie y enseguida me puse a trabajar con sus herramientas en mi retina…

     Tendríais que ver qué bonito lo dejé todo…

     ¡Tendríais que ver!

Cap d Or 215 - 218

El mar…

El mar siempre en la mirada…

… el infinito mar…

Toda la vida vigilando el mar

y… al final los piratas…

¡Vinieron por tierra!

    Tenéis un bonito pase de diapositivas pinchando en la foto de abajo:

El Cap d’Or y la Cova de la Sendra
Anuncios

2 comentarios en “Moraira – El Cap d’Or y la Cova de la Sendra

  1. Que decir…? Precioso. Yo he crecido en el Portet… Al abrigo del Cap D’or y con tus imagenes y palabras me has hecho volver a mi niñez, cuando subía a la torre e imaginaba que la conquistaba… Yo quería ser pirata…. Que razón tienes sobre los monstruos de hormigón que bordean nuestra costa, el Cap D’or no se salva aunque parece que el virus está controlado y no se va a expandir más…. Muchas gracias por este reportaje…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s