El despoblado de la Olla y el Castillo del Ral – PR-CV 8 – Marines Vell – Olocau

Castillo del Ral  - La Calderona

Intercambiaba correspondencia electrónica con un internauta cuando me sorprendió con un comentario en uno de sus mensajes. Se quejaba dicha persona de que le parecían caros los libros de senderismo. Por discreción no quise discutirle dicho argumento ya que desconocía la capacidad económica de mi interlocutor.

Y el contenido de ese correo es el que me vino a la cabeza el otro día cuando volvía de realizar esta estupenda ruta. Creo que he dejado constancia en otras crónicas de mi interés por la historia de los moriscos en España. El trazado de uno de nuestros primeros senderos señalizados pasa precisamente por uno de los principales vestigios valencianos de aquella cultura de nuestro pasado: el despoblado de la Olla.  Si a eso lo unimos que está enclavado en una de nuestras sierras más apreciadas…. la Calderona… y la cercana presencia del castillo del Ral, dispuesto sobre una impresionante peña, ya teníamos todos los ingredientes para un buen plato montañero en aquella jornada.

IMG_4110_IMG_4117

Pero me preocupaba el diseño lineal del recorrido con inicio en Marines Vell y final en una población distinta como es Olocau (aunque aquí tiene su inicio otra extensión del sendero que te conduce a la Masía del Tristán). Eso siempre te obliga a funcionar con dos coches y, bueno, éramos dos para caminar aquel día, pero la verdad es que nos daba mucha pereza tener que ir con el coche arriba y abajo si no era completamente necesario. Y en esas estaba cavilando cuando preparaba la ruta en que me vino a la cabeza que en un volumen de “Caminando por la Comunidad Valenciana” (en concreto el segundo), el infatigable Esteban Cuellar proponía la manera de hacerla circular, siendo que, echando un vistazo al mapa, parecía imposible. Una consulta al libro confirmó la expectativa que se me había creado y creedme que celebré que luciera en mi librería.

IMG_4191_IMG_4193 Y ahora que había vuelto de seguir su ruta propuesta recordé que tengo la costumbre de no borrar el precio a lápiz de lo que me cuestan los libros: diecisiete euros marcaba. Y a punto estuve de volver a escribir a aquel internauta para rebatir una discusión que nunca debía haber dejado abandonada.

¡Vamos a ver!:  ¿Quién no ha salido alguna noche y se ha bebido dos ó tres copas? Vale… “¡que tu no bebes tanto en una noche!” Bien, ¿quién no ha salido dos ó tres noches y se ha acabado bebiendo esas dos ó tres copas? Pongamos por caso que nos piden cinco euros por cada una de ellas. Vale, ya oigo risas por el fondo. ¿Cinco euros una copa?  “Ja, ja, ja….” Bueno, yo no se donde os metéis vosotros a tomar copas pero no era mi intención emular al presidente Zapatero el día aquel que pensó que un café podría costar ochenta céntimos (tengo que confesar que eso es lo que valía entonces en el bar de debajo de casa). Pero bueno, no me liéis: pongamos que seis ó siete euros. Chicos, con lo que valen tres copas tenemos un libro de Esteban Cuellar que, como os podéis imaginar, es adonde yo quería llegar. Y ahora pregunto: ¿podéis realmente recordar alguna de aquellas copas? El libro que tengo en mis manos vuelvo a hacer mención que me costó diecisiete euros y contiene veinte rutas perfectamente detalladas. Sale a menos de un euro por ruta y una cosa os voy a decir: Si seguís sus instrucciones… ¡seguro que recordaréis las veinte toda la vida!

El caso es que su lectura fue la que nos llevó el otro día a mi amigo Jose y a mí al antiguo pueblo de Marines para realizar esta ruta en el sentido exacto en que nos guía el bueno de Esteban y, es más, si no fuera por él no somos capaces de salir ni del pueblo. El problema es que el PR-CV 8 fue, si no me equivoco, el primer sendero de pequeño recorrido que se diseñó en la provincia de Valencia y… ¡ha llovido bastante desde entonces! No estaría de más que los promotores del circuito (Centre Excursionista de Valencia) se dieran una vuelta por el pueblo porque es descorazonador no encontrar ninguna sola indicación de donde tiene su inicio. Como parecía no haber un alma por las calles del pueblo y a esas horas mañaneras no iba uno a llamar a las puertas de las casas, tuvimos que recorrer todas sus calles y salidas al campo sin suerte  y sin hallar una sola marca. A punto estuvimos de preguntárselo a un gato de los cientos que sí vagaban por todo el pueblo cuando Jose me reprochó que a ver si me quitaba la mochila y sacaba el libro de Cuellar. Me tuve que tragar el orgullo de mi, cada vez más deficiente, memoria y asentir.

IMG_4056_IMG_4060

En efecto, allí estaba la clave: desde la parada del autobús hay que subir por las calles hacia la montaña en zig-zag hacia la izquierda y al final de la calle Les Eres encontramos las primeras marcas desvaídas. Primera de las veces que hubo que agradecerle a Esteban que hiciera el trabajo por nosotros.

Dejamos a los gatos en su reposo montañero e iniciamos el camino ya sin ninguna posibilidad de pérdida. El sendero se va asentando cuando empezamos a tomar altura hasta recuperar algunos tramos empedrados de su trazado original. Se trata de una preciosa senda de herradura diseñada muy armónicamente entre los bosques de pino y las montañas de rodeno de este bonito tramo de la Calderona a la que aún no le ha herido la mala mano del hombre.

¡Qué gozada caminar por las tierras rojas, rodeando el barranco del Gorgo, entre una espesura de árboles que recordaban los mejores rincones de Espadán!

Lamentablemente, en unos tres cuartos de hora la senda finaliza en una pista donde desaparecen, prácticamente, las marcas. Una vez más, hubo que echar mano, sin más dilación, del libro de Cuellar, pues aunque hay que seguir a la derecha, a esa pista le nacen mil desvíos. Con su inestimable ayuda, supimos en todo momento que nunca había que salir del camino principal. En media hora ya estábamos en el antiguo poblado morisco.

IMG_4100_IMG_4102

No tiene la grandeza ni el estado de conservación (es un decir) del despoblado de la Adsubieta, allá por la Vall d’Alcalá, pero si palpita la fascinación por el encuentro con la presencia fantasmal de un vestigio… ¡de uno de los episodios más vergonzosos y oscuros de nuestra Historia! IMG_4093_IMG_4095

Parece ser que no está muy clara la grafía que lo identifica y encontramos referencias a él tanto como poblado de la Olla como de la Hoya. En algún momento de la Historia se creó esta confusión en el nombre que lo identifica y aunque ambas acepciones tienen un significado claro en castellano, yo no he encontrado ninguna unanimidad en las diferentes fuentes que he consultado.

Lo más sobresaliente del paraje es la enorme torre de lo que fue una masía fortificada y aunque el resto de construcciones están en práctica ruina, sobrecoge recorrer los alrededores e imaginar las mil historias que se vivieron entre sus paredes y sus bancales, hasta que las familias que lo poblaban fueron arrancadas de sus moradas… de la tierra que los había visto nacer…  de la tierra que cubría a sus muertos… para ser enviadas al eterno destierro del Magreb.

Ellos, eran tan valencianos como nosotros, tan españoles como nosotros. Su único pecado: tener la religión y la cultura de lo que habían mamado desde niños. Ellos no eran lo guerreros que había conquistado estas tierras hacía entonces casi mil años: simplemente sus descendientes. Personas como nosotros que se levantaban e iban a trabajar las tierras; personas como nosotros que soportaban terribles impuestos de los señores de las tierras, personas como nosotros que solo deseaban ir mejorando su calidad de vida cada día…

Haced un esfuerzo por Imaginar todo un periodo del tiempo como desde la época del Cid hasta nuestros días y todas las generaciones que han vivido aquí desde entonces, y que, ahora, alguien venga y os obligue a marcharos de este país porque somos descendientes de aquellos cristianos. ¿Aceptaríais esto con normalidad? ¡Yo seguro que me echaba también al monte!

Bueno, dejo el tema porque ya me estoy encendiendo. Pero ya os he explicado al principio de esta crónica que me apasiona la historia de los moriscos y me siento especialmente sensible porque es ahora cuando ha hecho cuatrocientos años que los exiliamos y está el tema en su máximo candelero.

IMG_4065 (2)   IMG_4124_IMG_4126    IMG_4131

Para poder continuar la ruta hay que retroceder unos metros y dejando a la izquierda la torre encontramos de nuevo la senda que nos lleva al fondo del barranco de la Hoya para remontarlo por la orilla contraria. Va tomando presencia en el horizonte nuestro próximo objetivo: el castillo de Ral, ó del Aguila como también lo he oído citar, imponente sobre un fenomenal peñón de rodenos. La senda va ganando en intensidad cuando bordea unos enormes paredones abriéndose paso con sus sábanas rojas en un precioso y frondoso manto de pinos. Tomamos altura sobre la margen izquierda del barranco y llegamos a un collado, relativamente próximos a Olocau, para dejar las indicaciones y marchar directos a la cima del castillo.

IMG_4151_IMG_4158

Debía ser una fortaleza de enormes dimensiones y de relativa importancia, a tenor de la amplitud de los restos. No se encuentran en muy buenas condiciones excepto la torre principal, pero la atalaya nos sirve de excelente mirador de toda la comarca y este extremo occidental de la Calderona. Desde el mar y la ciudad de Valencia a la cumbre del Gorgo; desde las sierras del Ave y Martés hasta las montañas de los Serranos y el Alto Palancia; y la caída libre de un sector del castillo sobre los barrancos de la Hoya y el Carraixet… ¡Admirable, de verdad!    IMG_4193

Ahora solo nos quedaba cerrar la ruta y a eso nos iba a conducir, una vez más, la inestimable ayuda de Esteban Cuellar (aparte que nos iba a hacer ahorrar unos cuantos euros de gasolina al no tener que dejar un segundo coche en Olocau, lo que podéis restar del precio del libro).

¡Y de qué manera lo consigue! ¡Menuda senda se saca de la manga!

Tras descender del castillo y volver al collado había que desandar el repecho que nos había subido hasta allí durante unos quinientos metros, siempre con la vista a la izquierda del frondoso tajo del Barranco de la Hoya. Cuando el desnivel se asienta hay que estar atentos al escaso trazo de un senderillo, en un principio casi imperceptible, pero que va ganando fuerza con la bajada lógica hasta el lecho del riachuelo. Es un camino que no tiene un fácil andar porque el olvido del tiempo lo ha condenado a un estado de abandono que, en numerosas ocasiones, dificulta los pasos. Surgen restos de construcciones entre la espesura del matorral que alimentan el imaginario aventurero y cuando crecen las dudas sobre la conveniencia de continuar, hay que tomar una trocha que asciende por el lado derecho de la corriente de agua. Esa será la clave para acabar con buen resultado el recorrido por este incómodo pero encantador estrechamiento a los pies del castillo, hasta alcanzar unos chalets y, eso sí, hacer el último tramo de nuestra ruta, por carretera hasta Marines.

Mientras lo recorríamos mi amigo Jose y yo hacíamos balance de esta completísima ruta por un sector de la Calderona que no conocíamos y que tantas sorpresas nos había deparado. La sensación permanente de que cada vez se nos abren más horizontes en nuestro deambular por la montaña valenciana y la sensación de que esto no nos lo vamos a acabar nunca por más años que a esto le dedicamos.

“Paco, vamos a necesitar más vidas que un gato para llegar a conocerlo todo”, me dijo convencido Jose.

-“¿Gatos?…” “¿Más vidas que un gato?…” Una luz se me encendió en la cabeza.

-“Ahora lo entiendo todo…” “¡Esa multitud de gatos esta mañana en Marines Vell…!”

“¡Decenas de montañeros que un día quedaron fascinados como nosotros!”

“¡Decenas de senderistas que un día quedaron atrapados por la irresistible belleza de nuestras montañas!”

“¡Decenas de caminantes que nunca más quisieron vivir apartados de este inacabable país de las maravillas!”

“¡Va a ser un largo….muy largo camino…!”

“¡Felicidades a todos!”

IMG_4175

Podéis echar un vistazo al álbum completo de la ruta pinchando en la foto de abajo:

PR-CV 8: Marines Viejo – Olocau (Poblado de la Olla – Castillo del Ral)

Importante:

    A pesar de mi excitación tanto en el momento de realizar la ruta como en la escritura de esta crónica, ahora, unos meses después debo hacer una rectificación importante. El caso es que he realizado una nueva visita al paraje pero esta vez tomando como punto de partida la localidad de Olocau. No se si será por las intensas lluvias de este invierno pero creo que debéis desestimar muy seriamente la posibilidad de volver a Marines Vell por el barranco de la Hoya. Si ya era algo complicado el andar por esa fabulosa senda ahora el camino casi se puede tachar de impracticable. La vegetación de este lugar tan húmedo ha acabado por adueñarse del camino hasta hacerlo casi desparecer lo cual puede ocasionar que os veaís en situaciones bastante apuradas como me sucedió a mí en esta ocasión.  Mi consejo personal es que intentéis dejar un coche en cada localidad y hagáis la ruta lineal.

Eso sí, sigo recomendando vívamente que para hacer la ruta sigáis las instrucciones de Esteban Cuellar, pues la señalización es muy deficiente. Yo mismo tuve que ayudar a unos cuantos senderistas que andaban muy desorientados.

Es una pena y me duele mucho decirlo, por la excelencia de la ruta, pero si no se toman cartas en el asunto, la Federación de Montaña debería proceder a deshomologar el PR-CV 8, por lo menos en el tramo que hoy nos ocupa.

Anuncios

11 comentarios en “El despoblado de la Olla y el Castillo del Ral – PR-CV 8 – Marines Vell – Olocau

  1. Hola, soy Esteban Cuéllar. Acabo de leer esta magnífica crónica que nos cuentas y aparte de gozar de tu estupenda prosa y tus ocurrencias, también quería darte las gracias por los comentarios a mi favor que haces de mí. Tengo siete libros publicados y nunca estoy muy seguro si a la hora de la verdad a mis desconocidos lectores les sirven para algo. Veo que sí y eso me alienta a seguir. Gracias de nuevo. Esteban.

  2. Cierto. Te he encontrado tras navegar x internet al volver a casa. Mi marido y yo nos hemos perdido, hemos estado cinco horas dando vueltas, menos mal q en el poblado de Masia de la Olla hemos encontrado a dos senderistas. Queríamos hacer una ruta pequeña alrededor de Olocau y acabamos allí. Deberían señalizarla mejor. Me agenciare un buen libro para la próxima.
    Eve.

    • Es cierto que la señalización de ese sendero deja mucho que desear. Eso es algo que no puedo remediar pero te aseguro que con las palabras de Esteban Cuellar encontrarás la mejor de las guías para iniciarte en la montaña valenciana. Preciso hasta en el menor de los detalles. Gracias por tu comentario y no te desanimes. Tenéis mucho que descubrir y cosas realmente sorprendentes. A mi me ocurre cada semana después de muchísimos años. Salut i montanya

  3. Mira, creo que todo tu encendido alegato acerca de la injusticia de la expulsion de los musulmanes, santos varones del XVII, esta totalmente fuera de lugar. No sabes exactamente las causas de la expulsion, pero seguro que no fueron caprichosas….tu no sientes que el pueblo español es un pueblo hospitalario, abierto y amable ? Porqué piensas que TUS ancestros del siglo xvii eran distintos de como eres tu ahora, y eran criminales y arbitrarios ? Evidentemente se hacian cosas barbaras en todas partes, y hoy se siguen haciendo ( por cierto, mas bien por parte de los sucesores de esos santos que tu mencionas ). No crees que habria causas graves para ello? No concoes que la nobleza se opuso, porque los tenian como mano de obra para sus tierras, y aun co su poder no pudieron evitar la expulsion ? No te hace eso pensar que habria argumentos muy fundados para incluso contradecir la rotunda opinion de la nobleza terrateniente ? No eres capaz de darte cuenta que justo en el siglo XVII el avance de los Turcos en Europa y norte de Africa estaba siendo descomunal, que como te digo, en Europa Este, Sur y hasta Central, todo lo que hoy son los Balcanes, y Grecia, Albania, Rumania, Bulgaria, Hungria, Chequia, Eslovenia, Eslovaquia, Serbia, Montenegro, todo, era musulman, y nosotros lo teniamos en el sur, al otro lado del estrecho ? No te das cuenta que tener el enemigo dentro es suicida? Enemigo o potencial aliado de tu enemigo…o es que te crees que si en un momento dado los turcos hubieran atacado – por cierto, como atacaban las costas, a hacer rapiña ocasionalmente – , piensas que si el Imperio Otomano hubiera atacado mas decididamente esos “compatriotas” amados tuyos hubieran levantado las armas a favor de sus amos crisitianos ???

    Que ignorante eres muchacho! No te das cuenta ( es mera retorica, porque veo que no sabes NADA de historia, ni por ello de la naturaleza humana a salvo del suicida y estupido buenismo ) que si toda eurpopa estaba tomada por el este, centro y sur, y que el mediterraneo africano norte tambien, los mususlmanes en España podian hacer una pinza y cerrar el flanco por el Oeste, acabando con toda Europa? Entonces quizas ahora tu estarias haciendo alabanzas cara a la Meca, como puede pasar, o es que te crees que ellos han olvidado el programa ? Y cuentan con aliados tan candidos como tu.

    Además, no se fueron todos…tenian varias posibilidades para quedarse. Por otra parte, no se puede hablar tan alegremente. Ello vinieron en el siglo VIII a conquistar,a sangre y fuego, un territorio y unos pueblos que no les afectaba para nada….como por cierto conquistaron todo el mediterraneo, aplastando todos los pueblos que vieron a su paso; griegos, bizantinos, bereberes ( no sabes que ttodo el norte de Africa eran pueblos bereberes y mediterraneos originales, y algunos africanos, cristianos y judios, a los que los musulmanes arrasaron y sometieron – hasta hacer desaparecer en muchos casos- ? ¿ Y como sus sucesores otomanos estuvieron a las puertas de Viena, oprimiendo las naciones del mar negro y los Balcanes??… Mira, querido, compartimos muy a gusto el amor por el entorno y la naturaleza, pero las soflamas gratuitas, o las contrastas mejor con datos objetivos, o las dejas para otros foros

    Informate, hijo, que no es tan dificil, y dehja de emborracharte con un romanticismo idiota y fuera de lugar, que a la prote lo que va a procurar es que tus hijoas, si los tienes, vivan una vida que no es nada recomendable. Si no, que te lo cuenten los de los terriotrios del estado islamico en Siria.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s