Chelva – Peña Cortada – Rambla Alcotas – PR CV 92

     El sábado 21 un reducido grupo de amigos tuvimos la oportunidad de recorrer otro paraje excepcional: la Peña Cortada de Chelva y sus alrededores.
     Fue muy sencillo llegar hasta la explanada donde dejamos los coches para el inicio de la ruta porque está suficientemente indicado desde Chelva. Primero la carretera que va a la aldea de Ahillas y luego una pista en muy buen estado.
     Llegado al punto más cercano al acueducto encuentras dos opciones: una que va por la Rambla Alcotas y que dejamos para el final; la segunda opción que es la que elegimos es la que sube (está indicado) hasta el acueducto.
     Bueno, ¿qué es eso de la Peña Cortada que hasta ahora no nos has contado nada?.
     Mirad, se trata de un acueducto y un sistema de túneles que se construyeron para llevar el agua en época romana. La verdad es que aún no ha encontrado nadie la utilidad del invento y parece que fue desestimado el proyecto sin concluir. El nombre de Peña Cortada le viene porque junto al Acueducto digamos que seccionaron toda una peña de dimensiones colosales (y lo hicieron a pico, porque entonces no tenían las monstruosas máquinas para realizar estas tareas hoy en día) cuando a lo mejor lo más facil hubiera sido hacer un túnel para el agua (el caso es que nadie se lo explica). Pero no creáis que toda esta obra de ingeniería antigua causó un gran impacto ambiental. No recuerdo ahora una obra de estas características mejor integrada en el entorno natural en que está (más impacto en este sentido puede que tenga la pequeña presa de retención de aguas del fondo de la rambla y eso es de constucción más reciente).
      Bueno vuelvo a la ruta, que información sobre esto seguro que encontraréis en la red y de mucha más calidad. Hablemos de montaña que eso es lo que nos gusta.

     Reconozco que acudí a la cita con un cierto recelo no por si podría acabarla sino por si podría empezarla. Os explico: conocido es que padezco el colmo de los amantes de la montaña: el vértigo. Siempre había visto fotos del acueducto y sabía de la profundidad (unos 30 metros) del barranco del Gato sobre que el que está alzado el monumento. El pavor que imaginaba con el vacío a ambos lados desapareció en cuanto acabamos la subida y me vino a los ojos. El puente es de una belleza arrebatadora, construido en rodeno y perfectamente integrado en el cañón. Hechizado por la mágia del lugar, yo creo que hasta me pareció oir el canto de las sirenas porque no me lo pensé dos veces y me dejé seducir por sus poderosos encantos. Cuando lo cuente no me va a creer nadie pero lo crucé y tengo fotos que lo demuestran. Y las sirenas no me enviaron al vacío sino que me acompañaron al otro lado. Fue tan gratificante que hasta me hice el chulo y lo pasé otra vez (bueno, a la vuelta y porque no quedaba más remedio). A Maria Jose le pasaba los mismo pero a ella le cantaron los “sirenos” y en un pis-pas estaba al otro lado. Alfonso creo que pasó a la pata coja y Ana y Rocío yo creo que ni se enteraron de que pasaban el acueducto enfrascadas como estaban en sus conversaciones del “tomate”.

      En fin, tranquilizar al que desee realizar esta ruta y le pudiera surgir este mismo reparo: el acueducto tiene algo más de un metro de ancho y ayuda el que sus bordes no acaban en filo sino que tienen piedras y algo de vegetación que consiguen distraer la vista de la mirada al vacío. No hay otra opción: ó pasas o te pierdes la ruta. ¡Y qué ruta!. ¡Maravillosa! Nada más cruzar el acueducto atraviesas la red de túneles que horadan la montaña con ventanas naturales ganadas a la piedra y que enmarcan el paisaje como cuadros bucólicos. Eso sí, en épocas de lluvias como estos días pasados los túneles estén muy embarrados y con algo de agua (conviene llevar botas impermeables).
     Al acabar el tramo de túneles te recibe un bonito paisaje arbolado de montaña con el poderoso tajo de la rambla Alcotas hacia donde en un principio te dirije el sendero (señalizado como PRV 92). Cuando todo parece indicar que vas a acabar en la rambla hay que estar muy atentos porque a la izquierda, medio escondida en la maleza, nace la variante que sube al pico Torre Castro (falta un poste que lo indique). La subida, tambien indicada, se realiza por una frondosa torrentera de la montaña (pueden surgir dudas con las señales por lo abundante de la vegetación; si no abandonas el torrente no lo pierdes), muy agradable y para nada dura. Cien metros antes de llegar a un curioso corral que luego describiré encontraréis la umbría de esta montaña, a la que merece la pena desviarse por el lado derecho de su cresta hasta llegar al punto más alto que te recibe con unas estupendas vistas de Chelva, Calles y el pico Remedio.

      Desandas el camino hasta el sendero señalizado y llegas al corral Torre Castro, curioso, porque el sendero lo cruza por su interior introduciéndote en una cueva por la que bajas hasta el nivel inferior del sendero que gira hacia Calles y por una estupenda senda (ojito al andar, sin confiarse, porque la piedra suelta en algun momento puede hacer que caigas como me pasó a mí y eso que yo iba avisado).
      Antes de que el sendero se convierta en una pista encontraréis un desvío hacia una pequeña rambla a los pies del Torre Castro. Allí, unos cazadores muy ecologistas (muchos presumen de ello) habían descargado en el suelo todo el material de sus escopetas como si fuera una plantación (igual pensaron que echarían raices y crecerían nuevos cartuchos). De pena, de veras, aunque peor fué cuando encontramos algo parecido en todo un parque natural como Espadán.
      En esa cuesta encuentras dos sendas muy deterioradas. La de la derecha, que circula a un nivel más inferior, te baja al poste indicador de la variante de la Rambla. Caminas por una pista a la derecha en dirección a la rambla de Alcotas y pronto encuentras el rumor del agua en la zona encañonada.
      Mis temores se confirmaron. Bajaba agua y dudamos sobre si proseguir o subir de nuevo a la Peña Cortada. Aquello tenía una pinta increíble así que nos echamos “pá lante” dispuestos a hacer todo lo posible por rematar la faena.

     La rambla se iba estrechando e íbamos sorteando el agua con las piedras y las paredes muy resbaladizas. Fue muy divertido y en algún momento hubo que echar el pie al agua. El lugar merecía la pena y hubo que hacer algunos pasos de escalada sencilla. Pero cuando estabamos a punto de cumplir el objetivo nos encontramos con el tramo del cañon más estrecho con cuatro palmos de agua fría y algo cenagosa. Ana aún se atrevió unos treinta metros hasta una preciosa cascada de la que los demás solo oíamos su sonido celestial.

      Tras una accidentada vuelta, retomamos el camino que subía a la Peña Cortada y a los coches. Aún cogimos desde el aparcamiento la variante de la rambla para hacer el camino lo más cerca del punto donde habíamos abandonado y de paso poder admirar una vez más el acueducto desde el fondo del barranco del Gato. Si decidís algún día hacer esta variante debéis tener la precaución nada más rebasar el pequeño embalse de cruzar al lado izquierdo de la rambla donde acabaréis encontrando el sendero que está muy perdido, ya que la zona de la derecha acaba por no conducirte a ningún sitio.
      Acabamos el día visitando “la playeta” de Chelva y los cafés del pueblo.
      En fín, si podéis no dejéis de hacer la ruta de la manera que la hicimos porque como lo que vende una amiga en su tienda de Chelva,
 es una auténtica “delicatessen”.

Tenéis un largo album de fotos anexo que lo demuestra. Pinchad en la foto de abajo y tendréis un pase completo de diapositivas de la ruta.

2007_04_21 Peña cortada y Rambla Alcotas

Posteriormente fuimos a realizar una ruta acuática por este tramo de la rambla Alcotas. Os dejo un enlace a la crónica:

https://acelobert2010.wordpress.com/2007/06/13/rutas-realizadas-11-06-07-rambla-alcotas/

Este es el enlace a todas las rutas que hemos hecho en Chelva.

https://acelobert2010.wordpress.com/tag/chelva/

Y si queréis ampliar un vistazo, esta vez el enlace es a todas las rutas que hemos hecho en la comarca:

https://acelobert2010.wordpress.com/tag/los-serranos/

Y también un pase de diapositivas de la Rambla:

2007_06_11 Rambla Alcotas

2 comentarios en “Chelva – Peña Cortada – Rambla Alcotas – PR CV 92

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s